50 años de Rugby en Alcalá, 50 años de amor por un balón oval

El Club de Rugby Alcalá puede presumir no solo de cumplir 50 años, sino de ser el artífice que se cumpla medio centenario de la llegada del rugby a la ciudad de Alcalá. Y fue en concreto Luisón Abad quién fundó el club en verano de 1967. De llamarse originalmente Real Sociedad Deportiva Alcalá (como el equipo de fútbol alcalaíno) al actual Mangas Verdes Alcalá ha llovido mucho. Aunque comenzó jugando en ligas federadas, el club pasó 10 años jugando en universitaria bajel nombre de Universidad Laboral de Alcalá de Henares.

 

La década de los 80 fue de gran desarrollo para el equipo, pero el contrapunto no tardó en llegar. Diferencias internas desembocaron en una escisión y los jugadores senior fundaron el equipo Valdelaguila. La escuela original se especializó entonces en categorías inferiores, mientras que la rama escindida se hizo fuerte en senior. Pero los caminos de ambos clubes volverían a juntarse en los 90.

Tras unos años grises para el equipo alcalaíno, se llegó a la conclusión de que había que tomar medidas. Así, se propuso a Guadalajara unir ambos clubes en uno y tratar de ascender a Primera Nacional. La unión llegó a buen puerto con el nombre de Club de Rugby Universitario de Alcalá-Guadalajara, aunque poco después cambiaría su nombre por motivos de patrocinio a Club Deportivo Hercesa. Tras un año del cambio de nombre, en la temporada 2004-2005, los alcalaínos lograron hacer ascender al primer equipo a la Primera Nacional.

La diosa fortuna comenzó a sonreír al club, que contaba también con un segundo equipo y una escuadra femenina envidiables. Habiendo probado ya la Primera Nacional, Hercesa luchó por acceder a la División de Honor B. Logro que consiguió en 2011, iniciando la última década de nuestra historia de manera ejemplar.  Pero el club regresó a una etapa de capa caída y volvió a Nacional. Fue entonces cuando Hercesa dejó de patrocinar al equipo y este adoptó el nombre de Club de Rugby Alcalá.

Tras la extinción de la Primera Nacional, Alcalá peleó sin suerte por regresar a la DHB. Desde entonces, el club se consolida como uno de los referentes de la Primera Regional Madrileña. Y la andadura continuará en forma de proyecto ilusionante, solo hace falta trabajo para desarrollarlo. De sus jugadores, socios y aficionados depende. Llevarse bien es mejor que llevarse mal y el movimiento se demuestra andando, como en estos últimos 50 años, larga vida al Rugby de Alcalá.